Cómo Aplicar el método Montessori En Casa

En los últimos siglos el papel de la italiana María Montessori ha supuesto un avance para muchas familias en torno a la educación de sus hijos. La pedagoga comenzó trabajando con menores y los barrios desfavorecidos donde ideó y desarrollo el método que alude su apellido, el Método Montessori.

Éste se caracteriza por promover un ambiente preparado, ordenado, estético, simple, real, donde cada elemento tiene su razón de ser en el desarrollo y evolución de los niños. De esta forma, favorece su autonomía e independencia, los hace más responsables, capaces de pensar por sí mismos y, por ende, más felices.

Desde nuestra tienda Superbebé Sevilla, os queremos facilitar una serie de claves y consejos sobre cómo aplicar esta disciplina en casa:

  • Todo a su altura: este es uno de los puntos principales que debemos tener en cuenta. Una estantería bajita donde pueda ordenar mejor su ropa o juguetes o una cama a ras de suelo donde pueda subir y bajar cuando desee, hará que el menor cuente con mayor independencia. Además, debido a su baja altura serán mucho más seguras.
  • Identificar y anota los principales riesgos de tu hogar: enchufes, cajones o armarios con contenido peligroso (como medicamentos, productos de limpieza, etc.), puertas que puedan pillarle los dedos… Busca solución para todo aquello que pueda suponerle un peligro.
  • Elimina obstáculos que pueda impedir su autonomía: difícil acceso a sus juguetes o libros, a su ropa, a los interruptores de la luz, al lavabo, a sus platos y cubiertos… Intenta adaptarlos a su tamaño y edad en la medida de lo posible.
  • Fomenta el interés intelectual: los primeros años de vida suponen una etapa clave el desarrollo del menor. Es aquí donde su curiosidad se incrementa de forma notable y disfrutan mucho aprendiendo del mundo e interactuando con él. Apórtale guías que les permitan adquirir aprendizajes a su propio ritmo. Realizar tareas del hogar juntos facilitándole objetos adecuados es más importante de lo que crees.
  • El valor del orden y los estímulos: haz que entiendan que los objetos se cuidan, los juguetes se recogen y la ropa se ordena. Un hogar con estímulos se convertirá en un escenario donde aprender cada día.
  • Evita premios y castigos: la mala conducta no se debe castigar ni el buen comportamiento premiarse. Hazle saber que las cosas se realizan por la satisfacción que proporciona hacerlas y no buscando un premio. De la misma manera, en vez de castigar enséñale lo que ocurre con las malas acciones.
  • Prioriza los juguetes de madera antes que los de plásticos: además de ser estéticamente atractivos, tienen múltiples utilidades y potencian el desarrollo intelectual, creativo y sensorial de los más pequeños.
  • Permite que se equivoquen: este punto puede suponer una obviedad, pero tiene alta importancia. Deja que tu hijo erre y enséñale a identificar los errores por sí mismo, sin tener que señalárselos. Resolver los problemas por si mismo fomentará su creatividad e inteligencia.

 

Además de visualizar consejos y tendencias en nuestra web, disponemos de numerosos artículos en nuestra tienda para bebés con los mejores precios en primeras marcas.

¡Te esperamos en Superbebé!

Compartir

Puede que te interese

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Bienvenid@agência de marketing digital especializada em estratégias e resultados