¿Sabías qué es el BLW?

blw

Los padres que usan este método lo definen como un método de alimentación para los bebés que se ocupa de introducir los alimentos sólidos de una forma diferente a la tradicional. El BLW corresponde a las siglas de Baby Led Weaning, o traduciendo, alimentación complementaria a demanda.

Este método, tan de moda actualmente, rechaza la fase de purés y papillas y trabaja la ingesta de alimentos sólidos directamente desde las manos del bebé, que es el que marca el tiempo de comer.

Este método no deja fuera a la lactancia materna (o biberón), siendo la leche el principal alimento en la dieta del bebé. Los primeros meses de práctica de este método, el objetivo no es que se alimente, sino que descubra los sabores y desarrolle la habilidad de coordinar la vista, con las manos y la masticación.

 

¿Cuándo comienzan los padres a introducir el BLW?

El momento para empezar a introducir alimentos sólidos sin dejar la lactancia es a partir de los 6 meses, siempre y cuando el bebé esté sano, se mantenga erguido y sentado por sí solo, no escupe cuando tiene algo en la boca y muestra interés por la comida de los adultos.

Aspectos a tener en cuenta en el método BLW:

  • Es importante que el bebé esté sentado erguido, delante de la mesa o en su trona, sin obstáculos que lo distraigan y con libertad de mover las manos y los brazos.
  • Deja la comida frente a él. No se la des con tu mano, sino que sea el bebé el que la coja directamente cuando decida.
  • Ofrece la comida en tiras o bastones para que sean muy fáciles de agarrar. Empezar por alimentos como el plátano es una buena opción ya que su dulzura y su fácil manipulación les ayudarán a despertar interés por comer solos. Cuando se trate de carne la mejor opción es en hamburguesa o albóndigas para que lo procese más fácilmente y no haya riesgo de asfixia.
  • Hay que comenzar con este método en momentos del día donde el bebé no tenga mucha hambre ni esté cansando, así él mismo tendrá paciencia para experimentar. Es muy importante no distraerlo.
  • Introduce un alimento repitiendo el mismo durante tres días y siempre en horario de medio día, así descartaremos alergias y podremos observar cómo reacciona con esa comida.
  • No te preocupes por la cantidad. Recuerda que hasta que tienen un año la leche es el único alimento que necesitan y que cumple con todas las necesidades nutricionales. El hecho de introducir alimentos es para enseñarlos a comer por sí solos y a descubrir toda la comida.

 

Este método es totalmente válido pero si decides llevarlo a la práctica, desde Superbebé te aconsejamos siempre consultar con tu pediatra para que te asesore y ante cualquier síntoma extraño acudir para descartar alergias (esto es aplicable igualmente con la comida en papilla).

Compartir

Puede que te interese

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Bienvenid@